Tatuajes de música para manipular tus emociones

Como habrás podido experimentar más de una vez, hay canciones que consiguen ponernos muy tristes, y otras canciones en cambio, nos transmiten alegría y buen humor

Seguro que lo has experimentado: nada más sonar los primeros acordes de una canción, se nos hace un nudo en el estómago y nos vienen ciertos recuerdos a la cabeza. Otras canciones en cambio, nos ponemos alegres y de buen humor. Con esto, lo que nos queda claro es que entendemos las canciones que escuchamos, algo verdaderamente extraordinario. Tened en cuenta que la música es una sucesión de señales acústicas que nuestros oídos recogen y envían al cerebro, donde se decodifican, y se les da significado. Y todo esto ocurre en fracciones de segundo. Para ello el cerebro tiene que involucrar a las emociones, una de las encargadas de convertir el sonido en algo más comprensible.

Tomemos como ejemplo el cine y las bandas sonoras de éstas para ver cómo la música resalta las emociones. Se comporta como una especie de guía para indicarnos por qué territorio de sensaciones se va a mover. A veces la música dilata las escenas para hacerlas más largas, otras veces avanza hasta darnos un buen susto, y en ocasiones hace que una persecución sea mucho más trepidante.

Estemos viendo una película o en medio de un bosque, el cerebro necesita patrones para entender el entorno y darle sentido. Son reglas que usamos para hacer predicciones y formarnos expectativas. Nuestros ancestros utilizaban esas mismas reglas para salvar la vida. Si no hubieran sabido que un determinado ruido entrañaba peligro, seguramente hubieran terminado muertos, en la tripa de algún animal.

Todavía hoy hay sociedades sin escritura, pero ninguna sin música. Las melodías nos unen, nos hacen compartir estados de ánimo, nos ayudan a generar lazos sociales y fomentan la cooperación. Personas de países y orígenes totalmente diferentes pueden entender el mensaje de la música, incluso sin que tenga letra o las letras sean en un idioma diferente. Esto es porque la música es una especie de lenguaje universal que todos pueden entender.

En algunas culturas incluso se usan como forma de rebajar tensiones, y para solucionar diferencias entre personas. Se ha visto que al escuchar música se activan las áreas del cerebro que se encargan de la imitación y la empatía. Son las zonas donde están las neuronas espejo, que actúan reflejando las acciones e intenciones de los otros como si fueran propias. De esta forma podemos sentir el dolor de los otros, su alegría, su tristeza e imitar sus acciones. Quizás por eso la música es capaz de tocar nuestras emociones, y crear lazos sociales, porque nos permite compartir sentimientos.

A lo largo de la historia, los seres humanos nos hemos reunido para cantar, bailar, y celebrar rituales. De hecho, no hay celebraciones que valgan que no tengan música, y eso ha sido así desde las primeras tribus hasta los conciertos actuales de rock.

La canción adecuada pone a cualquiera en un mejor estado de ánimo y calma cualquier agitación emocional, ya que la música tiene la capacidad de verbalizar y expresar nuestros sentimientos mejor que cualquier otro medio.

Para mejorar la relación entre el estado emocional y la música, trata de crear asociaciones entre canciones y estados de ánimo. De esta manera, cuando te sientas de cierta manera, sabrás exactamente qué canción o disco escuchar con el fin de encontrar el estado de ánimo que necesites en un determinado momento.

Hay gente que lleva esto a otro nivel y se hace tatuajes de estas asociaciones positivas, tatuándose la letra o las notas de alguna canción, la portada de un disco, el logo de su banda favorita o a su artista favorito.

Si quieres más inspiración en lo que a tatuajes de música se refiere, puedes visitas nuestra galería de música aquí.

registrarse | entrar
chevron_rightTatuajes
chevron_rightArtistas
chevron_rightEstudios
chevron_rightEventos
chevron_rightblog
filtrar
close
filtrar porchevron_right
Estilochevron_right
Parte del cuerpochevron_right
Tamañochevron_right
chevron_left volver